BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







lunes, 1 de marzo de 2010

EL ENVÉS DE LA TRAMA


El envés de la trama

Nosotros los Montero, tuvimos en común
el lento amanecer de la calle Lepanto
y algunos pocos mitos que ocuparon
lugar en nuestra mesa.
Empezar por Chopin
sería necesario: como un reloj su piano,
la caricia de ese cuerpo invisible
que es el tiempo, cuando la vida entonces
era sólo una anécdota y el futuro quizá
aún estaba en su sitio.

7 comentarios:

Marian dijo...

Hoy se celebra el 2º centenario del nacimiento de Chopin, músico romántico nacido en Polonia que, pasando por París, vivió una temporada en nuestro país. La música que acompaña al blog es de él. Su piano nos puede acompañar en las lecturas de los poemas, como acompañó la infancia de nuestro amigo Luis. Cuando todo el futuro estaba por descubrir, como lo tenéis vosotros, chicos.

Que la buena estrella os acompañe siempre. Va por Chopin, va por la música¡¡¡¡

Sarita Lorena Rivera Romero dijo...

Chopin , 1,78 de altura y 45 kilos de peso, con una tuberculosis que le llevo a la tumba, fue un romantico desde sus comienzos sus mejores obras fueron creadas en Mallorca, junto a su amada. Es un musico eterno y en todos sus temas se le nota la intuicion de la muerte y la atemperalidad de sus obras. Luis Montero asi lo diseña en este poema.

luis dijo...

Es muy interesante todo lo que nos ofrece este gran musico que nos deleita con su romanticismo, espero tener mas datos del mismo e me puedan compartir otros poemas..saludos

Anónimo dijo...

Biografía Infancia y primeros años Nació en una aldea de Mazovia, a 60 kilómetros de Varsovia en el centro de Polonia, en una pequeña finca propiedad del conde Skarbek, que formaba parte del Gran Ducado de Varsovia. La fecha de su nacimiento es incierta: el compositor mismo (y su familia) declaraba haber venido al mundo en 1810, el 1º de marzo y siempre celebró su cumpleaños en aquella fecha, pero en su partida bautismal figura como nacido el 22 de febrero. Si bien lo más probable es que esto último fuese un error por parte del sacerdote (fue bautizado el 23 de abril en la iglesia parroquial de Brochow, cerca a Sochaczew, casi ocho semanas después del nacimiento), esta discordancia se discute hasta el día de hoy.

Su padre, Mikołaj (Nicolas) Chopin (Marainville, Lorena, 1771-1844), era un emigrado francés de lejanos ancestros polacos, que se había trasladado a Polonia en 1787, animado por la defensa de la causa polaca, y era profesor de francés y literatura francesa; también era preceptor de la familia del conde Skarbek. Su madre, Tekla Justyna Kryżanowska (Dlugie, Kujawy, 1782-1868) pertenecía a una familia de la nobleza polaca venida a menos y era gobernante de la finca. Sin embargo, la familia se trasladó a Varsovia en octubre del mismo año, pues su padre había obtenido el puesto de profesor de francés en el Liceo de Varsovia. Ambos tuvieron 3 hijas más: Ludwika (tb. Ludvika, 1807-¿?), Izabella (1811-¿?) y Emilia (1813-1827). Frédéric era el segundo hijo y único varón.

Frédéric y sus hermanas crecieron en un entorno en el que el gusto por la cultura en general, y la música en particular, era considerable. Su primera maestra de piano fue su hermana Ludwika, con quien luego tocaba duetos para piano a cuatro manos. Al destacar pronto sus excepcionales cualidades, a los seis años sus padres lo pusieron en manos del maestro Wojciech Żywny, violinista amante de la música de Bach (hecho entonces poco común) y de Mozart, y que basaba sus enseñanzas principalmente en ellos.

Un año más tarde compuso su primera obra y como el niño no sabía escribir muy bien, la pieza fue anotada por su padre. Se trataba de la Polonesa en sol menor para piano, publicada en noviembre de 1817 en el taller de grabado del padre J. J. Cybulski, director de la Escuela de Organistas y uno de los pocos editores de música polacos de su tiempo; ese mismo año compuso otra Polonesa en si bemol mayor (recuérdese que tenía solo siete años de edad). A éstas siguieron otras polonesas, además de marchas y variaciones. Algunas de estas composiciones se encuentran hoy perdidas.

es realmente increible su vida y todo lo q ha hecho.....

Anónimo dijo...

"La vida sin música sería un error"
La música sin vida, una catástrofe y una maravilla.
Y sin biografía, sigue estando viva.
No penseis su estatura, su peso, su sitio, su sangre, su familia, sus penas, su precocidad artística... ya que todo eso se resume en sentir su música. En sentirla de verdad, no en oírla.

Elsa dijo...

La música, al igual que la poesía, está viva por quien la escucha y la interpreta. La música nos lleva al pasado y al recuerdo con las primeras notas de una melodía conocida... Este gran poder es exclusivo de las grandes artes y asequible a cualquier ciudadano de a pie. Cada vez que me levanto con pocas ganas de trabajar cojo el coche y pongo ese cd que sé que me animará la mañana. Igualmente, y a pesar de conocerlo desde siempre, cada vez que oiga Chopin, recordaré el maravilloso curso que estamos pasando gracias a este foro. Gracias por este guiño a la música... yo no podría vivir sin ella.

Daniel dijo...

Una poesía bonita, ligera y sencilla, como una fresca brisa de primavera. En verdad la música es el acento de la vida, ésta no tendría demasiado sentido sin ella.

Así como las composiciones de piano que se oyen, el poema goza de la misma liviandad y frescor, un aire dulce como las notas de Chopin.

Un Saludo.
Daniel Herrán.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator