BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







viernes, 6 de febrero de 2015

Como copos de nieve (por Bernardo Atxaga)






Así mueren
las palabras antiguas:
como copos de nieve
que tras dudar en el aire
caen al suelo
sin un lamento.
Debería decir: callando.

¿Dónde están ahora las cien
maneras de decir mariposa?
En la costa de Biarritz recogió
Nabokov uno de aquellos
nombres: miresicoletea.
Mira, está ahora bajo la arena,
como la astilla de una concha.

Y los labios que se movieron
y dijeron justamente
miresicoletea
los de aquellos niños
que fueron los padres
de nuestros padres,
aquellos labios duermen.

Dices: un día de lluvia
mientras caminaba
por una calzada de Grecia,
vi que los guías de un templo
llevaban chubasqueros amarillos
con un gran dibujo de Mickey Mouse.
También los viejos dioses duermen.

Las nuevas palabras, añades
están hechas con materiales vulgares.
Y hablas del plástico, del poliuretano,
del caucho sintético, y afirmas
que acabarán todas muy pronto
en el contenedor de las basuras.
Pareces un poco triste.

Pero mira a las niñas
que chillan y juegan
frente a la puerta de la casa,
escucha atentamente lo que dicen:
El caballo se fue a Garatare.
¿Qué es Garatare? les pregunto.
Una palabra nueva, responden.

Ya ves, las palabras no siempre surgen
en solitarias áreas industriales;
no son necesariamente producto
de las oficinas de propaganda.
Surgen a veces entre risas,
y parecen vilanos en el aire.
Mira cómo marchan hacia el cielo,
como nevando hacia arriba.

En una tarde como esta, donde la nieve esta en la ventana, y donde no hay nada tan evocador como tu lugar de referencia de la infancia, recuerdo la similitud entre la nieve y las palabras. y también releo a un escritor como Atxaga. 

Feliz viernes de febrero,  helador y acogedor, como la nieve sobre la montaña, como las palabras antiguas. 

2 comentarios:

Agnieszka Rodak dijo...

Leer un poema tan precioso en una tarde dedicada casi exclusivamente a estudiar, es realmente relajante. ¿O quizás emocionante?
Una buena manera de olvidarse de todo por unos segundos.
Muchas gracias ;)

MArian Gomez dijo...

Sólo por un comentario como éste, sólo porque un poema te haya hecho parar un momento y tener un ratito de paz... Inés, vale la pena este blog.

Muchas gracias a ti. La poesía es el vínculo de muchas más cosas de las que nos creemos. Sólo es cuestión de dejarse llevar.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator