BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







miércoles, 28 de mayo de 2014

El humorista gráfico Quino, creador de Mafalda, ha sido galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014.




La niña que filosofaba nació de la pluma de un ilustrador que pensó en hacer dibujos mudos. Quino, el viñetista que acaba de recibir  el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, adoraba el arte silente de Buster Keaton.Pronto le dijeron que el humor necesitaba palabras. Quino aceptó el consejo o la exigencia y llenó sus viñetas de nubes. A veces con diálogos socráticos, a veces con las palabras justas, como cuando Mafalda, la niña filósofa con sopofobia que convirtió a Quino en un dibujante universal, solo acierta a gritar:"paren el mundo que me quiero bajar". 









Con su visión crítica nos ha enseñado a toda una generación a pensar, a reflexionar sobre las cuestiones más simples y más sesudas de nuestra juventud, y ha ido creciendo con nosotros. 












Joaquín Salvador Lavado, hijo de emigrantes andaluces nacido en Mendoza (Argentina) en 1932, ya no dibuja y es que su vista se ha ido agotando. Pero lo que ha dibujado antes es suficiente para arroparle para siempre. Él, un humilde patológico, es profeta en su tierra y fuera de ella. El Príncipe de Asturias se suma a una larga de lista de reconocimientos para el humorista, que coinciden con la celebración de los 50 años del nacimiento de Mafalda. Quino creó su personaje de seis años el 15 de marzo de 1962 para una campaña publicitaria para una marca de electrodomésticos que se frustró por el camino, pero el padre de la criatura prefiere fijar como fecha de su nacimiento  el 29 de septiembre de 1964, cuando se publicó la primera tira en el semanario Primera Plana, de Buenos Aires.



La niña redicha de seis años apenas vivió una década en el papel impreso. Fuimos viendo cómo evolucionaban los dibujos, los temas ...Y  muchos de nosotros hemos leído Mafalda a escondidas de la profesora de latín, nos hemos aprendido los chistes de memoria, y lo más sorprendente, en mi caso los recuerdo al pie de la letra y se los cuento a mis hijos. 

 Quino abandonó el personaje en 1973 sin que el personaje nunca le haya abandonado a él. A diferencia de otros creadores abrumados por sus creaciones, camina contento de la mano de Mafalda. 

En su famosa saga han envejecido el contexto social (el papel de la mujer encarnado por esa contumaz cocinera de sopa que es la madre de Mafalda y Guille) y el político (la dictadura argentina, que causó el exilio del humorista, se desmoronó en 1983 para dar paso a una democracia) pero sus recetas existenciales siguen vigentes. Como las preguntas del idealista Felipe (“¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?”) o las sentencias de la propia Mafalda (“Como siempre; apenas uno pone los pies en la tierra se acaba la diversión”).



En su galería infantil, Quino aprisionó las grandezas y las miserias del mundo. El materialismo rampante (Manolito: "Todos somos iguales solo que algunos arriesgamos un capital"), el optimismo ante el mañana (Miguelito: “Yo, lo que quiero que me salga bien es la vida”) o el descreímiento insolidario (Susanita: “No es cuestión de herir susceptibilidades, sino de matarlas”).Sin olvidarnos de la defensora de la libertad ,Libertad,  como su propio nombre indica y que es proporcional en tamaño, o el pequeño Guille que no deja indiferente a nadie con sus dotes de elocuencia: " ¿ Cómo no hay sol? Parece mentira un servicio público!"
 Esta vigencia pesó en la decisión del jurado del Príncipe de Asturias: "Al cumplirse el 50 aniversario del nacimiento de Mafalda, los lúcidos mensajes de Quino siguen vigentes por haber combinado con sabiduría la simplicidad en el trazo del dibujo con la profundidad de su pensamiento".

Mafalda ya cumple 50 años, nosotros nos hacemos un poquito más viejos, pero nos seguimos riendo igual, y Quino recibe un merecidísimo premio por ayudarnos a crecer desde la reflexión y la sonrisa. 
¡ Va por él!




3 comentarios:

Fernando López Guisado dijo...

Un verdadero genio...

Raúl dijo...

¡Jo! 50 años y sus viñetas siguen siendo de plena actualidad.
¡Ojalá que los jóvenes sigan leyendo a Mafalda a escondidas de su profesora de Lengua y Literatura. Porque yo también leí a Mafalda a escondidas de mi profesora de latín.

MArian Gomez dijo...

¡ ojalá lo hagan!!!

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator