BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







martes, 31 de diciembre de 2013

DOCE CAMPANADAS, DOCE DESEOS



Todos los años a estas alturas empezamos a hacer recuento del año y comenzamos a pedir los buenos deseos para el año próximo. Yo ya voy estando cansada de hacer una reflexión de todo aquello que nos ha pasado y observar la realidad desde la lontananza, aunque sólo de días se trate.

No. Tampoco voy a pedir grandes deseos de paz para el mundo, de un universo sin guerras, de paz y amor para todos, que los ricos sean menos ricos y los pobres menos pobres... porque a los que mueven las piezas del puzzle se las trae al pairo todo esto. Es más, yo creo que se descojonan de nosotros cuando siguen oyendo los buenos deseos, cuando ven las buenas acciones de los menos pudientes, y cuando observan cómo los de a pie seguimos empeñados en hacer habitable éste nuestro mundo.

Pues no. En esta ocasión  me voy a centrar en mis cosas, en mi alrededor, en lo pequeño. Ya vale esa visión altruista. A partir de ahora solo voy a pedir por lo más cercano.

Por lo tanto, comienzo con mis 12 deseos: 

1. Quiero poder seguir llevando a mis hijos a la escuela pública a la que van, a esa escuela que cada día hace más virguerías para que todos los niños tengan el mismo trato y para llegar a fin de mes cumpliendo un programa donde no se excluye a nadie.


2. Quiero seguir pudiendo llevar a mis hijos a la sanidad pública sin sentir que estoy hundiendo el país por tomar un jarabe para la tos.


3. Quiero que mis alumnas y mi hija, y yo misma  podamos elegir con nuestra vida y nuestro cuerpo.


4. Quiero que mis amigos dejen de caer como chinches en el agujero del paro.


5. Me gustaría alguna vez estar orgullosa de los que nos gobiernan, o al menos no sentir una vergüenza espantosa cada vez que abren la boca. 


( pufffff, que me dan arcadas) 

6. Me gustaría que al decir que soy profesora no empezara a sentir que todos me señalan con el dedo, por entender que todo aquello que pertenezca al funcionariado es sinónimo de parásito social, joder. 


7. Me gustaría poder atender a mis mayores con dignidad, que su pensión sirva para algo, al menos para sentir que ellos son los que han levantado este país en su momento y que siguen siendo útiles a la sociedad. 


8. Me gustaría que mis hijos puedan recibir becas para estudiar, como las tuve yo. Las becas fueron las que me sacaron de mi pequeño pueblo y las que me permitieron formarme para ser hoy lo que soy. 



9. Me gustaría poder dejar el coche para irme al centro en metro con mi familia a pasear, pero claro, si cada billete de metro me cuesta 1,50 euros, el paseito de toda la family  me sale bastante caro: 12 euros por dar una vuelta... ya de tomar un helado ni hablamos. Deseo que el transporte público no se convierta en un lujo asiático. ( por no hablar de la calefacción, la luz... u otras mil necesidades básicas) .



10. Me gustaría estar orgullosa de pertenecer al Ministerio de Educación. Sí, porque me dedico a lo que me gusta y porque creo firmemente en esta función. 


( aunque me lo ponen difícil de verdad) 

11. Desearía que cobrar la paga extra no parezca un robo al Banco de España. 


12. PERO COMO TODO ESTO NO SE ME VA A CUMPLIR, el último deseo será tener fuerzas para aguantar un año más viviendo en una ciudad cada vez menos habitable, donde los ciudadanos ya se han acostumbrado a ver la soga alrededor del cuello, a aguantar en un Ministerio de Educación donde parecemos más una carga que una solución y que para controlarnos necesitan de pruebas externas para demostrar que los docentes no sabemos hacer la "o" con un canuto ( frase hecha ) , y en un país donde ser funcionario parece que es un delito.  

Que no parezca que nos hemos conformado, que no somos tontos. 




Hala, vamos  a por las uvas y .... que no se nos atraganten. 

Eso sí, también pido que me conserven a los amigos, los de siempre, los nuevos y los que han reaparecido, porque los cercanos, la familia y los amigos son los que nos hacen seguir con una sonrisa. Brindo por todos ellos. 

¡Feliz 2014!!!!!!!



 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator