BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







martes, 25 de octubre de 2011

Las tiernas manos



Las tiernas manos sobre mi espalda me hicieron comprender que el cambio generacional de mi fisioterapeuta no curaría mi dolor de espalda, pero sí me hicieron daño a mi nostalgia.

MArian.(Octubre 2011, sin ir más lejos).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Salvo del paso del tiempo o de la misma muerte somos responsables de todo lo que hemos perdido para siempre. Tan responsables como culpables. Saludos.

Marian dijo...

De eso estoy hablando. Comprobar que las manos fuertes de tu fisio ( ese dios todopoderoso cuando la espalda hace acto de presencia para quedarse por un tiempo) han desaparecido y han sido sustituidas por otras blandas y tiernas pero sin la experiencia y fuerza necesarias produce nostalgia. LA muerte rondó a mi fisio y tuvo que danzar con ella por un tiempo. Ahora , cuando voy a su consulta no me desaparece el dolor de espalda, pero sí recuerdo lo poco que somos. No hablemos de responsabilidad o de culpabilidad. Hablemos de realidad. Y de nostalgia.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator