BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







domingo, 14 de noviembre de 2010

MUERE UNO DE NUESTROS "RAROS" EL POETA CARLOS EDMUNDO DE ORY



«Sólo nos cabe soñar. Hablemos, pues, de sueños... Y soñemos al hablar. Pero no digamos lo que sintamos porque nadie nos ha de entender. Yo no quiero decir ya nada, nada mío. Yo no quiero escuchar ya más que locuras que se digan; las sandeces y los disparates. Quiero oír las blasfemias, los llantos y las maldiciones".

«Lo terrible de la tristeza es que es particular». (Aerolito).

Carlos Edmundo de Ory dejó dicho que no pretendía decir nada. Nada suyo. Y que no quería oír más que locuras, sandeces y disparates, blasfemias, llantos y maldiciones. Afirmó, de la mano de Eduardo Chicharro, en aquellos años 40 en los que se propuso compendiar y superar todas las vanguardias, todos los 'ismos' en uno solo, «nuevo, quemante y vivificador», que ya nunca más se fijaría en las palabras que no fueran dichas por los niños y por los poetas, «pero por los verdaderos poetas, no los que dicen lo que creen o lo que sienten, sino los que lo oyen desde lejos o desde dentro».

Partiendo de esa filosofía, más o menos intocada hasta HOY, el día de su muerte, dejó dichas muchas de esas cosas que no quería decir, cosas ajenas, extrañas, que no eran suyas, sino los frutos aleatorios de una voz a la que él se 'limitaba' a prestar su boca, sus manos y sus letras. Como un medium de sombrero negro y melena de paje. Además de los 'aerolitos', ese magma de frases cortas, versos sueltos, hallazgos, citas e iluminaciones, dejó escritas más de 4.000 páginas sembradas de «reflexiones irreflexivas»: diarios, ensayos, artículos esporádicos, declaraciones a la prensa en las raras ocasiones en las que se dejaba entrevistar... Sirve todo este legado, en cierto modo, para reconstruir la forma de pensar y de sentir de alguien que no quería contar cómo pensaba ni qué sentía. Palabra a palabra, éste era (es) Carlos Edmundo de Ory. Por Carlos Edmundo de Ory.

Poema:
Y
de Carlos Edmundo de Ory


Y volver a dormir y despertar del sueño
y este soñar de nuevo envuelto en brumas
y no saber si son lunas o espumas
lo que mueve este mundo tan grande y tan pequeño

Y este ver tristemente cada día encarnada
nuestra vida en el tiempo y nuestro rastro
de carne en el olvido y sólo queda el astro
en todo este misterio del todo y de la nada

Y la vida no es sólo una interrogación
No es sólo ese guarismo de serpiente lasciva
que al morderse la cola una soga nos lega

La vida es una letra de inmenso corazón
que levanta sus brazos frágiles hacia arriba
clamando de continuo
¡La vida es una Y!


¡QUÉ SUERTE QUE PERDUREN EN NUESTRA VIDA ALGUNOS RAROS!


Carlos Edmundo de Ory , junto con Eduardo Chicharro fueron los creadores del POSTISMO, el último movimiento de vanguardia, después de la Guerra Civil. Definió el postismo en 1946 como "la locura inventada", y Eduardo Chicharro, como "culto del disparate". Se trataba, en definitiva, de la liquidación de las vanguardias. Otro postista célebre, Gabino-Alejandro Carriedo, lo definía en 1949 como "un estado de ánimo, un modo de ser, un aspecto del arte y de la naturaleza [...] Es la sensación pura explotada científica y conscientemente. Postismo es el regodeo íntimo de los dioses."

SAbemos que las VAnguardias han supuesto para la poesía europea la mayor revolución artística de siglo XX. Todavía hoy no ha muerto la evolución que se comenzó allá por 1914.

1 comentarios:

Marian dijo...

«La risa es el sexo del alma». «¿Por qué se dice 'morir' de risa y no 'vivir' de risa?» . «La poesía es risa, la vida es risa, lo profundo es la risa. La risa es el canto de los órganos». ('Diarios').
Máximas pronunciadas por este poeta que nació en Cádiz hace ya más de 80 años y que nos invitan a pensar.
Agradezco a DC por invitarme a colgar un post sobre CArlos E. Ory. He de reconocer que el fin de semana me ha tenido por otros lares y no me había enterado de su muerte. Agradezco muchas cosas a los lectores. El blog no estaría sin vosotros.
Que nos siga uniendo la poesía y la risa.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator