BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







viernes, 18 de junio de 2010

HOMENAJE A JOSÉ SARAMAGO



HOY, VIERNES 18 DE JUNIO NOS HA DEJADO JOSÉ SARAMAGO. PREMIO NOBLE DE LITERATURA Y UNA DE LAS PLUMAS MÁS BRILLANTES DE NUESTRO TIEMPO. Escritor portugués, pero afincado en España, ha sabido ser siempre un ejemplo de destreza literaria y de compormiso personal y social.
En una entrevista concedida con motivo de la presentación de sus memorias explicaba así: «Mi problema en relación con la muerte y por tanto con el tiempo, dado que éste conduce de la mano hasta la muerte, no es tanto por el hecho de morir. Para mí, lo verdaderamente dramático es que estabas y ya no estás. Parece una obviedad, pero yo lo siento así, lo veo así: estabas y ya no estás». Ya no está, pero vivió una vida plena y deja un legado extraordinario.

Resulta curioso cómo la muerte es inflexible incluso con quien se imaginó cómo podría ser un mundo sin ella. Os dejo una reseña de uno de sus últimos libros para acercaros un poco su prosa.

Desde aquí le brindamos un homenaje. ¡SIEMPRE CON NOSOTROS!




José Saramago nos trae un libro que nos atrapará desde su comienzo. Y el porqué es bastante sencillo. Lo interesante es la propuesta que nos hace llegar: un mundo sin muerte. O mejor dicho, un país.
De eso se trata “Las intermitencias de la muerte“. Seremos testigos de una maravilla nunca antes vista, un milagro dirán algunos. Un país entero sin muerte. Así comienza la historia, cuando de repente un 1º de enero, simplemente nadie muere. Con el correr de los días, y el constante vacío de los obituarios en los periódicos, ya no quedan dudas. No era una simple casualidad o buena fortuna del pueblo del país que Saramago no nos quiere decir su nombre (aunque deja pistas).

En un principio, todo es felicidad en el territorio afectado por la extraña circunstancia. Luego, veremos la decadencia y el caos porque claro, por ejemplo, los hospitales y hogares de la tercera edad se saturarán a más no poder. Las funerarias se quedarán sin trabajo, y ¿quién contratará un seguro de vida sabiendo que es imposible morir? Pues otra industria en la ruina. Y no nos olvidemos de las familias de los “vivos no tan vivos” (es importante aclarar que pese a no estar muertos, los que deberían estarlo no gozan de una salud privilegiada precisamente), quienes deben “soportar” a sus parientes quienes milagrosamente aún respiran el mismo aire que ellos.
En fin, veremos cómo se desarrolla la obra, siempre girando sobre este tema y sus repercusiones.

Todo el libro tiene el toque inconfundible de su autor, el escritor portugués José Saramago. Nos otorga todo lo necesario para muchas reflexiones personales a lo largo del relato.
Ganador del Premio Nobel de Literatura en 1998, se destacan sus obras: Ensayo sobre la ceguera, Ensayo sobre la lucidez, El hombre duplicado, El año de la muerte de Ricardo Reis y De este mundo y el otro.

6 comentarios:

Marian dijo...

Desde este rinconcito queremos brindar un humilde homenaje a este gran escritor. La literatura universal hoy se pone de luto.

Ana dijo...

Sin duda un gran escritor. De literatura espesa, pero profunda. Leer sus obras requiere concentración, dedicación, pero merece la pena, porque lo que nos transmite perdura y se queda en la mente apareciendo, de repente, cuando menos te lo esperas.
Autor de uno de mis libros favoritos: "Ensayo sobre la ceguera" Una novela sin nombres de personajes, sólo ciegos, que los son sin más, de repente, como por contagio. Nadie parece entender el motivo, pero siempre hay alguien que conserva la capacidad de ver...
Gracias Marian por el homenaje al autor.

Alejandro dijo...

Sí que estamos de luto sí, ayer mismo empezé a leer "La caverna", y todavía recuerdo muy vivamente "Ensayo sobre la ceguera" (creo que era así el título).
Me da rabia que después de todos los libros y literatura que nos dio solo podamos darle un pequeño comentario. Aunque leyendole sacas en claro que la muerte sería mucho peor si no existiese.
Problemas profundos desde lo sencillo, entendí sus libros así.
Bueno, no se como acabar, aunque estemos obligados visto lo visto.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Discurso de aceptación del premio Nóbel. Una larga reflexión sobre la vida, el tiempo y otra vez la vida. Merece mucho la pena.

http://saramago.blogspot.com/2004/10/discurso-de-aceptacin-del-premio-nobel.html

Archimboldi dijo...

El luto no sólo es para el mundo de la literatura, yo diría que lo es para el mundo de las ideas, de las buenas ideas. Hemos perdido no sólo a un escritor sino también a un pensador, un maestro en el análisis de los problemas del mundo, de las miserias del hombre, de la vida en general. En estos tiempos que corren y si os gustó Ensayo sobre la ceguera, os recomiendo Ensayo sobre la lucidez.
Si podéis escuchad la versión musicada de sus poemas que hizo Luis Pastor en 2007 "En esta esquina del tiempo"
Un hombre cuyas novelas, ideas y juicios echaremos de menos.

Marian dijo...

Gracias a todos por los comentarios. El discurso de aceptación del premio noble es una preciosidad. Como bien señala Anónimo. Creo que no es necesario que os lo cuelgue yo, podéis verlo en el enlace que hace Anónimo.
Os agradezcomucho que me facilitéis el trabajo. Además muchas veces me sacáis delantera. Siempre lo he dicho: todos juntos hacemos este paseo literario. Gracias a todos.
De vez en cuando veremos alguna reflexión de Saramago por este rincón.
Gracias a todos.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator