BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







miércoles, 23 de abril de 2014

Día del Libro 2014 en MAcondo con Gabo.





La laboriosidad de Úrsula andaba a la par con la de su marido. Activa, menuda, severa, aquella mujer de nervios inquebrantables, a quien en ningún momento de su vida se la oyó cantar, parecía estar en todas partes desde el amanecer hasta muy entrada la noche, siempre perseguida por el suave susurro de sus pollerines de olán. Gracias a ella, los pisos de tierra golpeada, los muros de barro sin encalar, los rústicos muebles de madera construidos por ellos mismos estaban siempre limpios, y los viejos arcones donde se guardaba la ropa exhalaban un tibio olor de albahaca.
José Arcadio Buendía, que era el hombre más emprendedor que se vería jamás en la aldea, había dispuesto de tal modo la posición de las casas, que desde todas podía llegarse al río y abastecerse de agua con igual esfuerzo, y trazó las calles con tan buen sentido que ninguna casa recibía más sol que otra a la hora del calor. En pocos años, Macondo fue una aldea más ordenada y laboriosa que cualquiera de las conocidas hasta entonces por sus 300 habitantes. Era en verdad una aldea feliz, donde nadie era mayor de treinta años y donde nadie había muerto.

( fragmento de Cien años de Soledad ) 


   Los personajes de Cien años de soledad son visitados por fantasmas, una plaga de insomnio envuelve Macondo, un niño nace con cola de cerdo y un sacerdote levita sobre el suelo.
Las mariposas amarillas han quedado como símbolo de cien años de soledad  en recuerdo del famoso personaje Mauricio Babilonia,  quien llegaba rodeado de esos insectos.


   El escritor comentó una vez que el personaje se lo inspiró un electricista que venía a menudo a su casa y trepaba con unas cintas, cuando él tenía 5 años. Su abuela decía que cada vez que el hombre llegaba, una mariposa amarilla se metía a la casa.


Día del Libro de 2014 es un recuerdo Gabriel García Márquez, este Premio Nobel que nos dejó un universo de magia donde nos refugiamos de la locura  de la vida real. Cada uno tiene su Macondo particular y sus mariposas amarillas. 

Va por ti, Gabo. 
 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator