BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







martes, 30 de abril de 2013

CRÓNICAS DEL MES DE ABRIL

Siempre pensé que abril es un mes muy caprichoso en todos los sentidos. Y sigo manteniéndolo. Pero si por algo destaca, además, este periodo es por su literariedad. Caprichoso en poesía, en poetas, en acontecimientos, en premios, en muertes, en aniversarios... Es el mes del libro, de las rosas, de las lluvias, del sol, de las primeras risas primaverales, de las margaritas en el campo verde, de los encuentros, de los desencuentros... y una va caminando por él, pensando siempre cuál será la próxima sorpresa.

Por estas razones, estreno sección. A partir de ahora  haré una crónica de cada mes de abril, comentando todo aquello que por alguna razón me haya hecho pararme un momento y escuchar el silencio de un campo de amapolas, como diría mi poeta rapero.

Este mes vino con la tristeza en la boca al dejarnos José Luis Sampedro. Aunque creo que fue él el culpable de ello: él decidió el momento y  la forma y se preparó en este mes deliciosopara dejarnos tranquilamente. Ya le dijo a algún entrevistador, si quieres volver a verme debes darte prisa. Se ve que en sus planes ya contaba con este abril. Con todos mis respetos, in memoriam.

Vino y se despide este mes  lleno de agua. LLuvia por todos lados, inundaciones en todo el país, desbordamientos de ríos, las Tablas de Daimiel como nunca las habíamos visto, y en este momento, a solo un día de dejarnos oigo los truenos desde mi ventana. Tarde gris y fría. Para caprichoso ¡él!... porque debemos recordar que las sandalias también han tenido su espacio hace una semanita. Volvemos a la meditación de la mantita en el sofá... y a leer de nuevo.

Hace 70 años en un mes como éste Antoine de  Saint-Exupéry  publicó el Principito. Libro que podría parecer a estas alturas trasnochado, pero que nos sigue recordando la importancia de las cosas sencillas. La grandeza de "domesticar", en el sentido de "crear lazos" entre las personas y la sensatez en no perder la referencia de la amistad. He vuelto a leerlo en clase y en ese precioso viaje por los distintos planetas he descubierto cómo algunos de mis alumnos me han domesticado, cómo ellos son únicos para mí, al igual que  la vanidosa flor lo era para el principito. También hemos comprobado lo absurdo del comportamiento humano en pequeñas cosas . Sólo los niños saben lo que quieren, y es verdad.


Celebramos el Día del Libro con un concurso de twitter literario donde los alumnos nos han hecho pensar, se han emocionado y han compartido las ganas literarias por los pasillos. Solo por ver la expectación  de los recreos ha valido la pena de este mes de abril.

Hemos compartido libros, hemos regalado poemas, hemos disfrutado de ilustracciones... y todo ello para conmemorar esta semana del libro. Así el 23 de este mes J.M. Caballero Bonald, sin ir más lejos, recibía su Premio Cervantes de las Letras. El más importante de la literatura española.



A través de los microrrelatos recordamos los "lazos que creamos" y los frutos que recogeremos a lo largo del tiempo, la esperanza se conserva cuando se apuesta por determinados valores. Y yo a estas alturas mantengo las apuestas. Queda poco tiempo para recoger frutos y  los proyectos se convertirán en éxito.

Mes para recordar lecturas, momentos y encuentros. Mes para gestionar recuerdos. Si cuando digo que es caprichoso no lo digo en balde. En un mes como este de 2011 fallecía el escritor argentino Ernesto Sábato,




en 1910 lo hizo Mark Twain,


      


Constantino  Kavafis (Alejandría, 1863-1933) nació y murió el mismo día, un veintinueve de abril, hablando de caprichos.



y en 1012 el autor de Drácula B. Stocker.

  En el 38 era el turno de César Vallejo
   
y en el 80 el escritor y filósofo (Premio Nobel) francés J. Paul Sartre


      y así podríamos seguir con muchos más.

  Parece que los escritores estuvieran empeñados en morirse en abril . Y como de caprichos va la cosa, en un 20 abril de 1889 nacía Hitler ( un desliz de abril) y consiguió "suicidarlo" un 30 de abril de 1945. Todos tenemos un pasado que ocultar, y abril no iba a ser menos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Permítaseme una corrección sobre Sartre, el filósofo de la libertad como condena a elegir vivir plenamente, sin burdas excusas: murió en 1980. En el 64 le concedieron el Nobel, al que rehusó para "no perder su identidad de filósofo comprometido" (aunque en realidad lo consideraba una fantasmada burguesa).

Marian Gomez dijo...

Agradezco la corrección y la subsano: J.P. Sartre, el filósofo que renunció al Nobel en 1964, moría en abril de 1980. Es lo que tiene ser de fácil despiste y de pluma rápida.
Pero los lectores siempre completan y perfeccionan los textos.
Saludos literarios

Anónimo dijo...

Saludos filosóficos por mi parte, y feliz y sublime gestión de recuerdos.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator