BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







martes, 18 de mayo de 2010

PORVENIR FUTURO ÁNGEL GONZÁLEZ




Porvenir

Te llaman porvenir
porque no vienes nunca.
Te llaman: porvenir,
y esperan que tú llegues
como un animal manso
a comer en su mano.
Pero tú permaneces
más allá de las horas,
agazapado no se sabe dónde.


!Mañana! Y mañana será otro día tranquilo
un día como hoy, jueves o martes,
cualquier cosa y no eso
que esperamos aún, todavía, siempre.


***
El futuro (Ángel González)

Pero el futuro es diferente
al porvenir que se adivina lejos,
terreno mágico, dilatada esfera
que el largo brazo del deseo roza,
bola brillante que los ojos sueñan,
compartida estancia
de la esperanza y de la decepción, oscura
patria
de la ilusión y el llanto
que los astros predicen
y el corazón espera
y siempre, siempre, siempre está distante.


Pero el futuro es otra cosa, pienso:
tiempo de verbo en marcha, acción, combate,
movimiento buscado hacia la vida,
quilla de barco que golpea el agua
y se esfuerza en abrir entre las olas
la brecha exacta que el timón ordena.


En esa línea estoy, en esa honda
trayectoria de lucha y agonía,
contenido en el túnel o trinchera
que con mis manos abro, cierro, o dejo,
obedeciendo al corazón, que manda,
empuja, determina, exige, busca.
¡Futuro mío...!Corazón lejano
que lo dictaste ayer:
no te avergüences.
Hoy es el resultado de tu sangre,
dolor que reconozco, luz que admito,
sufrimiento que asumo,
amor que intento.

Pero nada es aún definitivo.
Mañana he decidido ir adelante,
y avanzaré,
mañana me dispongo a estar contento,
mañana te amaré, mañana
y tarde,
mañana no será lo que Dios quiera.
Mañana gris, o luminosa, o fría,
que unas manos modelan en el viento,
que unos puños dibujan en el aire.
Ángel González: “Sin esperanza, con convencimiento” (1961)

4 comentarios:

Marian dijo...

Futuro: tiempo de verbo en marcha, acción, combate,
movimiento buscado hacia la vida,
quilla de barco que golpea el agua
y se esfuerza en abrir entre las olas
la brecha exacta que el timón ordena.

Siempre hay que abrir camino hacia el futuro, camino entre las olas, surcando los mares necesarios y con fuerza para avanzar. Siempre el futuro vale la pena.

Mañana he decidido ir adelante,
y avanzaré,
mañana me dispongo a estar contento,
mañana te amaré, mañana
y tarde,
mañana no será lo que Dios quiera.

Mañana amaremos la vida, las nuevas oportunidades, los nuevos amores, los nuevos caminos... y siempre encontraremos apoyo para avanzar. Si sabemos mirar siempre veremos una mano amiga que nos empuje hacia adelante... ¡Somos muy valiosos, nos lo merecemos¡

El mañana será el que nosotros queramos. Conseguiremos fuerza para ello.

Alejandro dijo...

Está claro que no es lo mismo el porvenir que el futuro, el porvenir cae sobre nosotros y nosotros caemos sobre el futuro, resulta difícil discernir de si alguna vez hemos elegido, pero yo estoy de acuerdo con Ángel Gonzaléz (del que cada vez me gustan más sus poemas), mañana no será lo que Dios quiera, será lo que ya hemos elegido;
"...obedeciendo al corazón, que manda,
empuja, determina, exige, busca.
¡Futuro mío...!Corazón lejano
que lo dictaste ayer:"
Sin darnos cuenta intentamos clavar un determinado futuro, "como dibujar en el aire".
Y así, inconscientemente autocondenados a la libertad (generalmente por el amor, como en el poema);
"Hoy es el resultado de tu sangre,
dolor que reconozco, luz que admito,
sufrimiento que asumo,
amor que intento."
Prefiero elegir yo mismo y engrisarme, a que Dios dibuje senderos con un claro y feliz final ajeno.

Un saludo.

danilo dijo...

Ni azares, suertes o fortunas,
ni voluntades de ningún dios.
Son conceptos equivocados.
¿Por qué plantearselo siquiera?, si soy, yo,
dueño de mi futuro.
Lo estoy viendo. No..., no tras una bola de cristal, sino con mis actos y decisiones de cada día.
Mi futuro no es incierto, tan sólo depende de un porvenir que, es verdad, no siempre puede estar en mi mano.
Soy dueño de mi vida. Mis causas y mis consecuencias.
Soy dueño de un futuro que veo, porque soy dueño de mi presente.

Fernando Martínez dijo...

Hola.
Os dejo un enlace a mi blog:
http://espiralesdetinta.blogspot.com/
Soy ilustrador y voy colgando algunos de los trabajos que hago. también cuelgo los lápices, ya que siempre me ha parecido interesante.
Tengo un sentimiento especial por los bocetos.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator