BIENVENIDOS A ESTE RINCÓN POÉTICO

"Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol- en verano- y se calla". A. González.



En esa tranquilidad os invito a acompañarme en este paseo literario que todos juntos vamos creando.







lunes, 12 de abril de 2010

VISTA CANSADA


La vida no es un sueño.

He comprobado el mar con sus cadáveres,
la existencia del sol, la piel, los fríos,
las luces con sus horas,
las puertas que los años se dejan mal cerradas.
Olvidos y recuerdos tienen los mismos ojos.

LAs palabras, como un atardecer
que se confunde con las noche,
son arena que cae delante del vacío.
Nunca discute el tiempo
la consigna de musgo que recibe.
Pero pierde las llaves de sus puertas.
Ahora aprendo a vivir con la vista cansada.

Cansado estoy de verte
mundo extraño,
prestigio de dolor,
exactitud de la mentira,
corona turbia
de los estercoleros habitados.
Cansado estoy de ver
las muertes humilladas
en las habitaciones del silencio.

Me duelen
los finales injustos,
que cierrasn nuestros ojos
porque somos cadáveres vivientes.

He comprobado el mar. LA vida no es un sueño.

¡qué lepra de banderas¡
¡qué decencia de números podridos¡
¡qué paisaje de escombros¡

Pierde el tiempo sus llaves,
y yo busco mis gafas,
para seguior aquí,
en las ventanas y las mesas,
con los años abiertos
al pie de la ciudad.

Allí se reconocen,
al sur, al otro lado de esa nube,
de la torre, a la izquierda, justo allí,
las ramas de la vida, la memoria,
los pinares pacíficos,
el abrazo que pide una verdad,
el viento que levanta una alegría,
las ruinas hermosas,
la habitación serena en donde se recuerda,
con la luz apagada,
la historia libre de la dignidad.

NO hablo de ilusiones,
sino de la dignidad, y de mis gafas,
cristales trabajados que me ayudan
a comprobar el precio de las cosas,
a buscar los teléfonos que quiero,
a recorrer los libros,
a mirar el reloj y los periódicos.

A estar aquí,
en una compartida soledad,
para ver lo que pasa
con nosotros.

4 comentarios:

Marian dijo...

"Quien acude al oculista es para no quedarse ciego; y ponerse gafas
es acudir a la ciencia para poder seguir mirando". Luis considera que ya es un buen momento para meditar sobre el paso del tiempo,
pero también sobre el paso de la historia, porque uno se cansa de las cosas. Ya no es simplemente que
su mirada esté cansada, sino que ve también un mundo cansado.
Este poema habla de dignidad, y de los métodos que necesitamos parta conseguirla, aunue sean unas gafas que ayudan a ver la realidad de las cosas. Este poema da título a su último poemario. Luis alcanza a sus cincuenta años una maduraz literaria que no deja de lado la esperanza.

Anónimo dijo...

Efectivamente conforme nos hacemos mayores nos acordamos más de lo pasado y lo no pasado. "Recordar es comparar" dice el autor de estos versos y para ello es necesario disfrutar de esa perspectiva que tan sólo se consigue con la edad y la experiencia.

Lunes dijo...

La experiencia hace que lo veamos todo de otra manera, pero no debemos olvidar que siempre hay que estar atentos para ver lo que puede sucedernos. La esperanza de encontrar la felicidad nos puede esperar en cualquier mo0pmento a la vuelta de la esquina.
¡Ojala llevemos las gafas puestas.¡

JAIME dijo...

Y yo tengo miopia y astigmatismo agudo, Amores perros.

 
Copyright 2009 PASEO EN VERSO . Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemescreator